Descarga superficial

Soy una convencida que las cosas en la vida nos pasan por algo.

Algo para aprender…

Algo para entender…

Algo para enseñar… 

Algo para crecer…

Algo que te hace ser mejor persona…

Si sigo, seguramente la lista no tendría fin.

Debo confesar que todavía recuerdo el día que mi doctor me dijo que el dolor de mi pie nunca iba a disminuir porque mi hueso había raspado todo mi cartílago, por lo que prácticamente, este tejido tan importante (del que nadie piensa), no existía más….  no se reemplaza, tampoco se regenera.

¿Solución?

Fusionar mi tobillo al pie. (¡¡FUSIONAR!!! SISI ¡¡FUSIONAR!!)

Mi dolor era insoportable y no tenía alternativa.

Ok, ¡let’s do it! ¿Qué otra cosa iba a decir cuando no tengo alternativas?

24 de marzo de 2008 fue mi cirugía número 8. 

Estuve el tiempo médicamente necesario sin caminar y el pertinente haciendo terapia física donde me re-enseñaron a caminar. 

¡Muletas! Uff, pero nunca dejé de vivir.

Hoy tengo mis limitaciones, o por lo menos tengo algunas que me diferencian de aquellas personas que cuentan con una movilidad del 100%.

Vamos a dejar de lado mis dolores de rodilla y cadera, el tiempo extra que necesito para cosas normales que nadie ni siquiera las piensa, la quimioterapia, el malestar, el desconsuelo de creerme liberada y que toda esta cantaleta continúe…. La enfermedad ha estado en mi cuerpo pero no en mi vida. 

Sin embargo quiero hacer una descarga superficial….

Creo que después de tantos años, tantas cirugías, tanto dolor…¡¡TENGO DERECHO A UNA DESCARGA SUPERFICIAL!!!!!

¿La tengo?

Ayer se cumplieron 6 años de mi primer diagnostico. (ya vamos 10 en realidad. Eran 6 cuando escribí esto)

Del origen de la angustia, de las limitaciones y como a modo de broma me gusta definirlo: “la vida adulta”.

¿Lo superficial?

No puedo usar TACOS.

¡¡¡¡¡Siiiiiiii tacos!!!!!!!!!!!!! Y los extraño!!!!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Siiii así de superficial!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 ¡¡Ya sé!! Lo escuché miles de veces. Soy súper afortunada por millones de otras cosas con respecto a lo que tengo, pero hoy me dieron ganas de decirles que extraño los tacos.

Ganas de caminar elegante con piernas largas y estilizadas, (nadie puede negar que los vestidos quedan tanto más lindos con unos zapatos altos).

Añoro los días en los que me subía a zancos (ya ni siquiera se los podía llamar tacos) y bailaba, saltaba, corría… Hoy me pregunto cómo lo hacía.

A veces veo mujeres por la calle con esos soñados zapatos que yo no me voy a poder poner nunca y me da envidia. Sí, reconozco un sentimiento frío y oscuro como ese me toca el lo más profundo de mi ser.

Soy sincera confesando que aún antes que me los prohiban que ya los había abandonado. Pero hoy, que la limitación es física, que mi pie está totalmente inhabilitado para usarlos, es cuando más los extraño.

Cuando la restricción es externa, es cuando pesa más que las mancuernas gigantes de los gimnasios. 

Con tiempo fui haciendo un duelo personal. Feliz puedo decir que de a poquito he ido desprendiéndome uno a uno de mis tacos, los he ido regalando despacito, pero a todos.  (Miento: guardo aún los que compré para mi casamiento, que tampoco pude usar, pero estos son un permitido). *1

Abro mi placard y veo mayoritariamente zapatillas (qué aburrido).

Y recuerdo y extraño. 

Es una descarga superficial. 

Tal vez a modo de despedida. 

Poco a poco me libero de ataduras y me acuerdo que me olvido algún motivo. 

Camino (que es lo que realmente importa). 

A veces con un nuevo estilo, hago como que corro, lo intento pero no puedo. Hace unos días comentaba que no me acuerdo cómo se siente correr, pero estoy aprendiendo a dar saltitos y ¡¡está buenísimo!!

¡Y camino! Con la elegancia de todos los recuerdos que escondo. A mi modo, y a mi ritmo… pero camino.

Superficialmente me descargo… Y camino. 

Camino mi camino recorrido e interiormente me miro: he aprendido algunos de los motivos por los que vivo.

*1 en instagran publiqué la foto de esos últimos que me quedaban y que también dejé partir.

Anuncios

13 comentarios sobre “Descarga superficial

  1. Vivi de concordia

    Impresionante.. no hay mejor cura psi que la descarga.. superficial o no, es descarga! y eso es lo que nos permite caminar… IMPRESIONANTE!

  2. Anónimo

    Wow Sofi…envidia de la buena das vos, con tu fortaleza.
    Descargarte es lo mejor que podes hacer, liberarte, o como se dice aca just “let it go”.
    Aplausos por tu manera tan linda de compartir y liberarte.
    Lo compartire con mi hermana, que anda caminos como el tuyo y con mucha fortaleza tambien, sacando siempre lo bueno de todo. Gracias!
    Lau.

  3. Sonia María Olcese

    Me encanto tu escrito,creo que la vida te dio con creces mas sensibilidad para llegarle al corazon a tus lectores.Te quiero mucho (y admiro)

  4. negralombardi56@hotmail.com

    QUE BUENO TU ESCRITO , ME PARECE BARBARO TU DESCARGA,. OJALA TODOS TUVIERAMOS LA FUERZA PARA DESCARGAR LO QUE TENEMOS, CREO QUE EL MUNDO ESTARIA MEJOR Y ENPAZ , SEGUI CHIQUITA ASI , TEQUIERO MUCHO, BESOTE

  5. Espe

    Linda yo voy a usar tacos por vos!! (Igual no te perdes nada xq a nuestra edad nuestros pies que una vez solian usar melisas, botas de 10cm y todo tipo de taco ya quedaron agotados!!!) Te quiero tanto!!!

  6. Sofi Zermoglio Ardoy

    Gracias Karim por la luz!!!!!!
    Graciela que bueno que te sumas a mis lectores!!!
    Espe!!!! deja de mentirme y venite de una vez!
    Lau, cómo está tu hermana? mucha energía positiva para ella!!!!! ya está en oración hace rato!!!
    Vivi…. que grande que me leas desde Concordia!!!!!! Te quiero Vivi!!!!
    Sonia, yo te quiero!
    Vero.A: serás mi compañera de colegio? me tenés intrigada!!!!
    Besotes gigantes a cada uno de ustedes por acompañarme!!!!

  7. marcela

    Sofi, sos tannn sabia!!! No creo que seas capaz de dimensionar cuánto nos enseñás con tus palabras y con tu ejemplo: nos das una lección de vida inconmesurable.
    Creo que nunca hablé con vos, pero siempre te quise por carácter transitivo (la sobrina de mi amigui), ahora, además, te admiro muchísimo!
    Beso otoñal concordiense
    Marcela

  8. Anónimo

    Sofi, como veras me estoy informando de Las Vegas y Santa Monica y encontre tus escritos me sorprendieron , muy lindo lo que haces ; ME DIERON GANAS DE DESCARGARME : Si esta lucha es parte de nuestras vidas tenemos vida para rato , porque esta enfermedad no sabe con quienes se topo ; Le vamos a ganar por knockout.

    Diego … desde Concordia.

  9. Lizzie

    NO HABÍA LEÍDO ÉSTE ESCRITO Y ME GUSTÓ MUCHO. HASTA AHORA NUNCA HABÍA USADO MUCHO TACO, PERO AHORA, POR UNA RAZÓN CÓMICA(MI HIJA MENOR MARIANA, DE 12 ESTA MAS ALTA QUE YO Y SIENTO QUE PIERDO AUTORIDAD PARA ALGUNAS SITUACIONES, CUANDO ME MIRA DESDE LAS ALTURAS!!) ESTOY EMPEZANDO, A MIS 43…PERO RECONOZCO QUE AMO LA COMODIDAD DE UNA HERMOSAS BALLERINAS. TE QUIERO MUCHO Y TE ADMIRO

  10. Caro

    Hola Sofía, me alegra que estés bien. Yo también tengo algunos incovenientes físicos para usar tacos por eso te entiendo y mucho. También me enojo cuando me quiero poner algo que con tacos quedaría mucho mas lindo y elegante, pero bueno trato de ver lo que si puedo hacer y sigo….pero no es fácil! Está bueno también poder decirlo, aunque sea algo superficial. Te mando un beso desde Concordia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s