volver sobre lo andado: “El Plan Infinito” de Isabel Allende

Volver los pasos atrás. Recorrer con la mirada y tocar con esa mezcla de amor y necesidad los lomos de esos pequeños grandes tesoros que son mis libros. Reencontrarme con un viejo amor del pasado.  Volví de Argentina después de varios meses y sentí la necesidad de permitirme volver a embriagarme de letras ya leídas, de historias ya contadas…

Cuando terminé el colegio me iba de vacaciones con mis amigas y decidí llevarme algo “tranquilo” para leer durante esos días. ¡Uf! gran error elegir “El Plan Infinito” de Isabel Allende. Recuerdo el recuerdo que me siguió toda la vida de aquellos renglones. Recuerdo claramente haber amado esa historia en la que Isabel no se mete en la piel de una mujer sino en la de un hombre. Recordaba la angustia, recordaba la resignación, recordaba la esperanza incluso fui capaz de llevar a flor de piel la tranquilidad que me generó al terminarlo.

Los años pasaron. Muchos años pasaron, en ese paso acelerado, en la vorágine de la vida y los hechos sucedidos le volví a ver la cara al “El Plan Infinito”. No me resistí y entendí que no podía más que volver a sumergirme en la combinación perfecta de sus letras.

Lo que no recordaba en absoluto era que la historia y la vida de este joven protagonista transcurre justamente en la misma ciudad que años más tarde elegiría yo misma para vivir.

Los Ángeles. California. “The jungle” según la canción de los Guns. Sin lugar a dudas es una jungla. Sin lugar a dudas el ejemplo perfecto donde Darwin podría haber desarrollado la “supervivencia de los más aptos”. Una ciudad que es tan hermosa como embriagadora. Una ciudad que te permite que creas que podes estar viviendo una realidad inventada y que te la creas sin medir consecuencias. L.A. puede devorarte en segundos.

Muchas cabezas perdidas por pájaros imaginarios que los lleva a volar y creer que viven envueltos en un glamour o excelencia de la que en realidad están a años luz. En ésta ciudad, hay que tener los pies sobre la tierra. En ésta ciudad hay que saber o mejor dicho entender que no todo lo que brilla es oro. En ésta ciudad hay que entender que todo lo que llega rápido, rápido se va. En ésta ciudad hay que evitar que lo que se consigue se te suba a la cabeza y de golpe pases a creer que por que alcanzaste a subir algunos escalones no significa que uno deje atrás quien realmente uno es y hasta llegues a olvidarte de dónde viniste.

No hay nada más triste que las personas que se olvidan de sus raíces.

Bueno este libro es muchas cosas a la vez y un poco de eso también, porque te recuerda que al final, cuando necesites una mano, cuando las cosas en la vida se pongan de subida, cuando todo pase a ser complicado, entonces recién ahí vas a darte cuenta que los que estaban en el principio cuando no eras nadie, son los que te volverán a tenderte la mano en el final…

Es difícil entenderlo aunque la vida da constantes señales de que eso funciona de esa manera. En la cima uno esta lleno de “amigos” o al menos del ruido suficiente que impide ver más allá.

En definitiva… si quieren leer un libro con una clarísima realidad del Este de L.A., si quieren leer un libro con una historia de vida fuerte, intensa, real, pero que les va a llegar al corazón y los va a hacer reflexionar, entonces ésta es su historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s