Me quiero, ¿te queres? vamos a querernos juntas…

Siempre hago hincapié en los beneficios de la cúrcuma. Algunas van a recordar que ya he hecho algún que otro post al respecto…

Ando bastante vaga para subir cosas que escribo o que por lo general me gusta compartirles. No es que no tenga ganas, la realidad es que ando con poco tiempo… ¿Qué pasa?

La vida pasa, el trabajo, el hogar, mi hijo, mis gatos, etc etc, cosas inmensamente importantes son las que pasan, pero debo reconocer que cuando no alimento este espacio pequeño pero que adoro, se siente el vacío.

Pero a pesar de esta larga ausencia con alegría debo contarles que no dejo de sorprenderme cuando algo que publiqué hace mil se sigue leyendo. A veces recibo mensajes preguntado sobre algún tema en especial o si es verdad que hago tal o cual cosa. Por eso hoy es que vuelvo a la cúrcuma, hace unos días recibí un mensaje en el que me preguntaban si realmente yo utilizaba la raíz para cuidarme la piel.

Es que en un post hace mil les dejaba el siguiente consejo de belleza (“LA VEDETTE DE LAS RAÍCES SALUDABLES” ) como la idea no es que vuelvan a leer todo de nuevo, les dejo lo importante:

Para las mujeres que quieren sentirse y verse bellas:

Sabemos la importancia que tienen las bodas en la India, sobre todo las novias por supuesto, bueno al parecer uno de los rituales para verse hermosas y tener la piel increíble previo al gran día, las mujeres se hacen máscaras faciales justamente con cúrcuma… aquí les dejo la receta:

Limpia tu cara y cuello con agua tibia. Que no quede residuos de cosméticos, lociones y maquillaje. Si es necesario, utiliza un demaquillante suave para asegurarte que quede bien limpia. Acaricia tu piel con una toalla para secarla (suelo usar las toallitas Burt’s Bee)

• Mezcla ¼ de cucharadita de cúrcuma en una pequeña cantidad de aceite de coco. Mezclar hasta que se forme una pasta suave.

• Aplica la pasta de cúrcuma en la cara y el cuello. Asegurate que quede lisa y evita el área de los ojos.

• Una vez que tenés toda la cara y el cuello con la máscara, acuéstate a descansar por al menos 20 minutos. Que sea un tiempo de regalo para desterrar pensamientos estresantes de tu mente, que sea un mimo para tu cuerpo y alma. Tal vez si el silencio te incomoda, podrías ponerte un poco de música suave, pero de cualquier manera, tratar de hacer este tiempo ininterrumpido.

• Pasados los 20 minutos, es tiempo de retirar la mascarilla con agua tibia. Una vez que su cara está limpia, salpicar con agua fría para cerrar los poros. Sécate suavemente con una toalla limpia.

• Aplicar una crema hidratante sobre tu cara. La hidratación ayudará a tu piel a continuar la absorción de la cúrcuma.

¡Cuando la hagas quiero saber qué te pareció! ¿Te animás a mandarme una foto con la cara llena de cúrcuma?

IMG_2043

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s