De este mundo y un poquito más allá

De Naranja-Lima

Respeto a la mujer, amor a la madre… parece tan simple.

Respeto a la mujer, amor a la madre… parece tan simple.

Mi abuelo se llamaba Juan José Ardoy. Hace mucho, pero muchos años fue Intendente de la ciudad en la que crecí. En aquellos tiempos, allá por 1957, él escribió un discurso para inaugurar una estatua en homenaje A la Madre o a las madres. Seguíme!

En la Tapera del Alma

En la Tapera del Alma

No recuerdo exactamente cuando la vi por primera vez. Tampoco soy capáz de recordar el último encuentro. Se me llena la cabeza de imágenes que no logro ordenar en el tiempo. Secuencia cronológica de hechos y momentos que tengo miedo de olvidar, que no puedo […]

A la basura las condecoraciones

A la basura las condecoraciones

¿Vieron alguna vez esas personas que llevan en la parte izquierda de su saco condecoraciones? Sí, esas que se llevan colgadas en el pecho. Esas que por lo general se ostentan con orgullo. Condecoraciones que fueron adquiridas por mérito, grandes hazañas o por destacarse dentro de […]

Señaladas, señalando

Señaladas, señalando

Y un día nacimos. Nacimos mujeres. Crecemos sintiendo amor y pasión desde las entrañas. El teleteatro premonitorio de nuestras vidas. Jugando a ser adultas: acunando muñecas desde la más tierna infancia, siendo heroínas salvadoras del mundo, construyendo mundos felices. Seguíme!

El uno para el otro

El uno para el otro

Va a ser casi un mes desde que se casó una de mis grandes amigas de la infancia, de la vida. Imposible no pensar en ese día y casi como volver a sentir el calor insólito para la época del año que hizo. Muy a pesar […]

En el Día de la Mujer

En el Día de la Mujer

Hoy es 8 de marzo y estamos celebrando nuestro día.  Seguíme!

pensalo…

pensalo…

hay veces que se enferma el cuerpo y es inevitable… lo importante es nunca permitir que se enferme el alma.   Seguíme!

¡Volvamos a las tarjetas de navidad escritas a mano!

Me levanté decidida a hacerles una propuesta: revivamos un viejo pero GRAN detalle. Recordemos y reencontrémonos con la importancia de las delicadezas que nos hacen sentir queridos. Lo que quiero decir es que: REIVINDIQUEMOS el envío de tarjetas escritas a mano. Seguíme!

38 años sola… ¿y qué?

38 años sola… ¿y qué?

Me costó llegar. Manejé más despacio aún de lo que suelo hacerlo. Incluso no estoy segura del recorrido que hice, aunque sabía de memoria todas las alternativas posibles. Seguíme!

Chile

Chile

Partimos a Sudamerica con destino final… Chile. Seguíme!