Etiqueta: Sofi Zermoglio

“Manet and Modern Beauty” en el Getty

“Manet and Modern Beauty” en el Getty

No hace falta ser un experto en arte para ir al Getty y pasarla espectacular. Es uno de los museos que más veces he visitado, pero esta vez tuve una invitación imposible de perderme. Amo los Impresionistas. Siempre fue el movimiento artístico que más disfruto […]

Para morirse de miedo en Universal Horror Nights

Para morirse de miedo en Universal Horror Nights

Miedo, gritos, terror, pánico y muchas pero muchas risas. En Universal Studios Hollywood abrieron sus puertas para brindar, una vez más, diversión asegurada. Sin dudas es el mejor evento de Halloween del sur de California, “Halloween Horror Nights” está diseñado para burlarse, aterrorizar y atormentar a […]

Hábitos, costumbres o cosas que tal vez no sabías de mi

Hábitos, costumbres o cosas que tal vez no sabías de mi

 

  • Me gusta comprar a granel, desde el arroz, las lentejas, porotos, semillas hasta la harina y la avena.
  • Leo todos los días de mi vida y tengo debilidad por ciertos libros a los que siempre vuelvo a leer desde la página que abra y que disfruto o me devuelven paz interior.
  • Que guardo las cascaras de huevo para pisar con el mortero y regalarle mucha proteína a mis plantas
  • Que hablo con mis gatos como que fueran seres humanos que van a contestarme.
  • Que voy a la playa con bolsas de papel para que con mi hijo juntemos la basura que otros han dejado olvidada, y que me compré una agarradera porque he levantado algunas cosas medias desagradables.
  • Que ahora solo tengo suculentas porque requieren menos agua.
  • Que cada oportunidad que tengo le ofrezco a mi hijo que coma algún tipo de carne y que él sabe que el día que quiera puede comerla porque en mi casa ser vegetariano no es una obligación sino una elección, de hecho su papá sí come carne.
  • Que si no tomo mate cuando me levanto me cuesta arrancar el día
  • Que evito hasta las últimas consecuencias comprar agua en botellas de plástico.
  • Que no consumo productos que no son Fair Trade, por eso no entro a Starbucks.
  • Que estoy orgullosa de “Donde me lleven tus alas” y “Aquella que soy”
  • Que la enfermedad que tuve ha sido una gran bendición porque me ha hecho tomar mucha más consciencia de mi cuerpo y mi salud. De la importancia de tratar de mantener un equilibrio invisible entre el cuerpo y el alma.
  • Que todos los días de mi vida quisiera poder hablar 5 minutos con mi mamá.
  • Que amo el chocolate, y como siempre me voy sumando a causas que creo que son justas, ahora solamente compro un chocolate que no utiliza esclavos en sus plantaciones…
  • Sabías que en el 2019 hay mas esclavos en el mundo que en ningún otro período histórico… para pensar.
  • Que cada vez le tengo más miedo a la exposición desmedida y constante de las personas en las redes sociales por eso recomiendo Kentukis de Samanta Schweblin al menos una vez por semana a alguien.
  • Que guardo las cáscaras de las verduras que consumo en el freezer y cada tanto las transformo en calditos de verdura caseros, sin sal  ni conservantes.
  • Que nunca pero nunca mi enfermedad fue una excusa para no salir a buscar lo que quiero. Ni siquiera cuando a los 33 años me dijeron que no iba a poder ser mamá.
  • Que en total tuve 15 cirugías y que recuerdo todas porque han sido muy dolorosas en muchos sentidos.
  • Que tengo un amor desmedido por los animales y me preocupa mucho el daño que los seres humanos le estamos causando al planeta.
  • Que me duele que mi hijo haya elegido ser de Boca como su papá pero que lo entiendo y lo respeto. Tengo algo escrito sobre eso, algún día voy a publicarlo.
  • Que me encanta fermentar todo. Preparo mi propia kombucha, mi kefir, mi sauerkraut, mi kimchi, mi madre de ginger, mi zanahorias con ajo… ¡bacterias de las buenas por doquier!
  • Que estoy escribiendo una novela de ciencia ficción. Y que hace mil que estoy con “Vicente” un libro de cuentos que está casi todo listo y no logro darle un cierre, como muchas de las cosas que empecé cuando mi mamá estaba para darme su punto de vista.
  • Que me llama la atención que la gente que me conoce no puede disociar a la Sofía que escribe y la Sofía que soy, quiero decir que siempre me están buscando en los textos que escribo y que muchas veces mi rol en el relato es simplemente el de escritora.
  • Que busco el conejito de “Cruelty free” en los productos de belleza.
  • Que amo cocinar tanto como escribir. Que ninguna de las dos cosas siento que las haga a la perfección, todos los días voy aprendiendo.
  • Que soy muy amiguita, que hablo con todo el mundo, que sé los nombres de la gente a los que veo con regularidad, incluso en el supermercado, creo que es algo que heredé de mi mamá.
  • Tengo amigas que amo con el alma y que no veo hace mucho tiempo.
  • Que no creo que las redes sociales realmente puedan suplir la distancia.
  • Que todo lo que escribo sobre salud y alimentación realmente forman parte de mi día a día.
  • Que educo a Constantine de tal forma que sepa que todos somos iguales.
  • Que medito porque me equilibra y me da claridad mental.
  • Que soy devota de la Virgen María y que amo a Ganesha y que no creo que no se pueda rezarle a las dos.
  • Que creo que mis derechos terminan donde empiezan los de los otros.
  • Que tengo amigas que creemos en cosas completamente opuestas y que eso no hace que no nos queramos tanto.
  • Que creo que los pequeños cambios que hagamos son clave para lograr vivir un poquito más en armonía con nosotros mismos, con el entorno, con nuestra comunidad, con nuestro país, con nuestro continente, con nuestro medio ambiente.

Que me gustaría que si lees esto me digas algo de vos o preguntes algo más de mí.

Seguíme!
error
El silencio de la ciudad blanca

El silencio de la ciudad blanca

Este es el primer libro de la trilogía de Eva García Sáenz de Urturi. “Aquí termina tu casa, aquí comienza la mía” -Kraken Ultimamente he estado leyendo varios libros de crímenes, encrucijadas y misterios, me encantan. Siempre me engancho en las 5 primeras páginas y […]

Los “don’t” de la salud de nuestros hijos

Los “don’t” de la salud de nuestros hijos

Esta es la primera entrega de la serie: ¿Cómo transformar la vida de tus hijos para lograr un estilo de vida saludable? ya les iré compartiendo tips que tienen que ver con pequeños cambios que hacen grandes diferencias. Aquí va una pequeña pero muy importante […]

Cómo hacer que tu hijo ame los libros

Cómo hacer que tu hijo ame los libros

La realidad es que a los niños se los educa con el ejemplo. De padres lectores por lo general salen hijos que aman los libros.

Leer no es una actividad sin sentido, leer no es una pérdida de tiempo. Leer es la capacidad de explorar sin moverse de casa, de viajar con la imaginación, de aprender, de incorporar conocimientos, vocabulario, es la forma de hacer que nuestros hijos se llenen de curiosidad.

¡Qué maravilla la curiosidad! Qué fabuloso es ese deseo de conocer o entender lo que no conocemos. Cómo no transmitirle eso a nuestros hijos.

La realidad es que no tengo la formula mágica pero sí puedo compartirte lo que hacemos en casa:

  • Le explico que no leemos por aburrimiento, leemos para divertirnos. Leemos porque nos ayuda a ejercitar nuestra imaginación. Leemos levantando la voz, susurrando bajito o incluso cantando. Leer significa que nos tomamos un rato para conectar entre nosotros con el libro.
  • Siempre le digo: ¿Qué quieres leer? Tiene la libertad de ser quien decide. Si no me gusta su elección, no importa, leo igual y tratando siempre que sea feliz con la lectura y el rato compartido.
  • Luego de leer hablamos sobre lo que leímos. Si tiene preguntas se las respondo, si algo en especial le llamó la atención trato de escuchar sus inquietudes y bajar a su altura para poder conversar al respecto.
  • Me gusta cuando leemos sobre situaciones cotidianas o con aquellas que estamos aprendiendo a convivir, por ejemplo: compartir sus juguetes, o manejar sus sentimientos. Los personajes de los libros son los mejores ejemplos y nuestros niños pueden aprender mucho de ellos.
  • Nunca descarto los audiobooks. En el auto siempre es bueno tener uno a mano. También llevo siempre un CD de Luis Pescetti que es un cuentista para niños que los hace llorar de la risa.
  • Tengan una rutina que incluya libros, por ejemplo cada noche antes de ir a dormir, lee a tu peque un rato.
  • Ten libros en todos lados: En el auto, en el baño, en el cuarto, en cada habitación de la casa.

El amor por la lectura es un regalo muy valioso (y completamente gratuito) que puedes darle a tus peques y que les durará toda la vida.

Seguíme!
error
Simples razones para comprar a Sophie La Girafe

Simples razones para comprar a Sophie La Girafe

En este mundo poco prevenido, poco consciente del futuro y de la importancia de cuidar el planeta que tenemos, alguien tuvo la brillante idea de crear a Sophie. La llegada de un nuevo ser trae felicidad a las familias y un gran dolor de cabeza […]

Jurassic World: El “ride” más esperado del verano

Jurassic World: El “ride” más esperado del verano

¡Es oficial: Abrió la mega atracción “Jurassic World—The Ride”! Para ustedes, los amantes de la adrenalina, espero que estén preparados para ¡gritar y reír sin parar! La nueva atracción de “Jurassic World” de Universal Studios Hollywood ya empezó a llenar de mariposas las panzas de […]

Frente al espejo

Frente al espejo

Hoy me levanté y me miré al espejo. 
Veo que tengo manchas, veo que tengo arrugas. 
Veo que en cada surco de mi rostro hay retos que tuve que sortear. 
Veo intentos por salir adelante, por superarme.

Veo que busqué hacer de cada obstáculo una oportunidad de crecer. 
A veces me fue mejor, otras hice lo que pude. 
Me miro en el espejo y no me quejo ni me enojo.

Ya no me cargo de culpas.

Me permito llegar donde sea que llegue y todos los días me recuerdo la importancia de haber aprendido a decir que no.

A escucharme, a seguir mis instintos. 
Sin embargo a pesar de lo vivido, a pesar de lo que a veces creo que lo he superado, cada tanto siento un fantasma que me acosa.

Que vuelve con su halo destructor a llenarme de dudas. Vuela en círculos. Me siento su presa. 
No puedo evitar cuestionarme las razones por las que dejé de hacer una u otra cosa que sé que pueden ser peligrosas. 
Me recuerdo que es difícil ser capaz de vivir pensando que esa fiera que acecha lo hace constantemente a la espera de un descuido. 
Todo vuelve a mi cabeza.

Vuelve el miedo y me recuerdo que vivir con ese sentimiento no es vivir.

Vuelve la idea de dolor. 
Pienso en todas las personas que viven con miedo. 
Pienso que no hay nada peor que encontrarse paralizados de terror. 
Pienso en las decisiones que uno toma para intentar superarse. 
Pienso en las personas que han tomado caminos sin vuelta atrás, aquellas que incluso han perdido la vida en el intento. 
Pienso, y entre más pienso veo pronunciarse aún más mis arrugas, mis manchas cobran más fuerza, los surcos de mi rostro son más profundos. 
Me miro al espejo, hago el recuento mental de las cosas que no puedo hacer. 
Conozco la lista…
Me miro y me doy cuenta que, como tantas otras veces, volveré a tomar a mi fantasma por las astas para destruirlo. 
Tal vez nunca sea capaz de sacarlo para siempre de mi mente. 
Habrá que seguir aprendiendo a lidiar con la idea eterna de esta enfermedad que no permito que me alcance, pero al menos sé que tengo una nueva oportunidad. 
Me miro al espejo y veo mis arrugas, mis manchas, los surcos. 
Me miro al espejo… ya no estoy parada en el mismo lugar.

#sofizermoglio

Seguíme!
error
Samanta Schweblin e Isabel Allende ¡corré a conseguir estas joyitas!

Samanta Schweblin e Isabel Allende ¡corré a conseguir estas joyitas!

Tres libros captaron mi atención en los últimos dos meses. Importa la cantidad y el tiempo porque justamente estoy viviendo uno de esos momentos en la vida en la que cada segundo cuenta y mucho. Ser mamá de un bebé no es tarea fácil porque […]